Mahou San Miguel ha certificado su sede corporativa en Madrid con el sello LEED Gold en la categoría de edificio existente: operaciones y mantenimiento. Esta seña, otorgada por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos, valora la eficiencia energética, consumo responsable de agua, tratamiento de aire y recursos, etc.

Es la primera cervecera en obtener la categoría. El 100% de su electricidad procede de fuentes renovables y alcanza el 45% de ahorro energético. También han implantado recursos hídricos responsables y un modelo de gestión de recursos que recicla el 71% de los mismos. Además, disponen de un huerto urbano y el 85% de las oficinas se ilumina con luz natural.

Patricia Leiva, directora de Comunicación, Relaciones Institucionales y Sostenibilidad, explica que todo esto les acerca a su objetivo para 2020, "un consumo del 100% de energía verde, reducción de 10% nuestra huella de carbono, alcanzar una flota propia 100% sostenible o reducir el consumo de agua en un 10% en 2025”.

Mahou San Miguel ha involucrado a sus trabajadores en distintos aspectos como la movilidad, poniendo en marcha una política de transporte que fomenta el uso de los servicios públicos, al tiempo que impulsa la transformación de los vehículos corporativos. Actualmente, su flota comercial para la almendra de Madrid está compuesta por vehículos 100% eléctricos, para los que se han instalado en el edifico 53 puntos de carga y el 60% de los vehículos de dirección son sostenibles, con el objetivo de llegar al 100% el próximo año.