Mahou San Miguel ha obtenido en 2012 un beneficio de explotación de 175 millones de euros, un 7,5% inferior al del año anterior. La compañía ha obtenido una producción de 12,3 millones de hectólitros y una cuota de mercado del 37%. Por su parte, sus ventas han alcanzado un valor de 1.173 millones de euros, un 1,9% menor al registrado en el ejercicio previo. La cervecera, de capital 100% español, ha realizado un importante esfuerzo inversor en 2012, a pesar de la situación económica en nuestro país, la caída del consumo y el incremento de los costes de las materias primas. Así, han destinado 72 millones de euros, fundamentalmente, a impulsar el crecimiento del negocio (17 millones de euros) y a la modernización y mejora industrial de sus centros de producción (26 millones de euros). Asimismo, ha dirigido casi un tercio de su inversión total a apoyar al sector de la hostelería a través de sus instalaciones, equipamiento y múltiples iniciativas para promover el consumo responsable en bares y restaurantes (20 millones de euros).

La seguridad y la prevención de riesgos laborales han sido otros de los ámbitos en los que Mahou San Miguel ha puesto el foco de sus inversiones. En 2012, la compañía ha incorporado 74 nuevos profesionales a sus centros de trabajo en España, hasta superar los 2.530. Además, ha destinado al desarrollo de su equipo humano más de un millón de euros que se han traducido en 48.700 horas de formación.

La internacionalización es uno de los ejes estratégicos para el desarrollo de su negocio, lo que le ha llevado a tener presencia en más de 50 países y a producir más del 75% de la cerveza española que se exporta. Sus ventas internacionales, incluyendo también todo el producto que la compañía produce fuera de nuestras fronteras, representaron en 2012 un 11% del volumen total, lo que supone que en los últimos cinco años el negocio internacional ha duplicado su participación dentro de las ventas totales de la compañía. En 2012, la firma ha dado un paso muy importante en su estrategia de internacionalización con la adquisición del 50% de la compañía india Arian Breweries & Distilleries Ltd y el lanzamiento, por primera vez en su historia, de un producto desarrollado desde España para un mercado internacional: San Miguel Fresca.

Mahou San Miguel invirtió en 2012 cerca de 17 millones de euros específicamente para garantizar su óptimo comportamiento medioambiental. Como resultado, ha logrado disminuir en un 1,74% su consumo unitario de agua y en un 4,4% el de energía, reduciendo sus emisiones de gases invernadero en un 32% gracias, entre otros factores, a que el 100% de la energía eléctrica que consumen sus centros de producción proviene de fuentes renovables. Asimismo, ha incrementado su tasa de reciclado de residuos hasta el 99,78% y ha disminuido en más de 192 toneladas sus envases y embalajes.

Por otra parte, la compañía contribuye al desarrollo económico de las comunidades en las que está presente, pero también al social y cultural. En 2012, invirtió más de 1,5 millones de euros en apoyar la labor de instituciones artísticas, culturales y educativas. Asimismo, los cambios acometidos en los Órganos de Gobierno de la compañía en 2012 que han dado paso a un relevo generacional, representan la confirmación del firme compromiso de los accionistas de Mahou San Miguel con el desarrollo y la sostenibilidad de su negocio a largo plazo.