Marie Brizard ha presentado su nueva imagen, una identidad visual más creativa e innovadora, que combina a la perfección la tradición con la transgresión que caracteriza a su fundadora.

Así, la clásica botella de cristal de Marie Brizard ofrece ahora una imagen más fresca y moderna que, unida al toque francés, caracteriza y representa los principales valores de la firma de bebidas y su creadora. Todo ello sin perder las líneas clásicas que han identificado a la marca desde su creación, hace más de 260 años, como las delgadas líneas femeninas de la botella, que fueron clave de su éxito a nivel mundial y que permanecen intactas.

Marie Brizard, mujer pionera en la elaboración de licores en un tiempo en el que la figura femenina no tenía apenas cabida en un mundo de hombres, destacó por su creatividad y por romper los esquemas de la época. Estos mismos valores y personalidad son los que han motivado el relanzamiento de la imagen de la marca, manteniendo su esencia pero potenciando los valores que acercan más su producto a un público más joven e interesado por nuevas tendencias.

Como marca que ha sabido adaptarse a la evolución de los gustos con una actitud vanguardista, Marie Brizard reaparece en 2016 con su personalidad renovada y, casi dos siglos después de la creación de su Anisette, sus licores son más modernos que nunca.