Nea llega a España para proporcionar una alternativa al consumo de envases de un solo uso y liberar de plástico a los océanos. Nea, agua natural de mineralización débil, procede del manantial de Galea en Siero (Asturias) y ofrece un formato de 33cl que permite enfriarla rápidamente y transportarla ágilmente por sus dimensiones. Actualmente, su venta directa está disponible a través de Amazon Prime y, recientemente, ha arrancado ya su distribución a través del canal Horeca y planea extenderse a grandes superficies próximamente

Agua 100% mineral procedente del Manantial de Galea (Asturias)

 

La marca está adherida a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y colabora ya activamente con ONGs globales como Oceanic Global, entidad líder en la lucha contra el plástico en todo el mundo.

Además, por su origen y conexión local, la compañía también desarrolla internamente proyectos que ayudan a crear conciencia sobre el estado actual de los océanos y promueve acciones que contribuyen a la conservación del medio marino y de las especies endémicas del Mediterráneo.

Infinitamente reciclable y aliada de la economía circular

Cada minuto se abren más de un millón de botellas de plástico de agua en todo el mundo y más del 90% de esos envases no se reciclarán jamás. Una simple botella tarda más de 500 años en degradarse según datos de Greenpeace, lo que supone un enorme impacto medioambiental.

Nea nace consciente de esta problemática con un formato en aluminio por su importante valor como elemento eternamente reciclable. El 75% del aluminio que se ha producido en el mundo desde 1970 todavía continúa en uso puesto que por sus cualidades este material no pierde sus cualidades al reciclarse.

Su extenso ciclo de vida lo convierte también en un socio estratégico del medioambiente y en un elemento básico para cambiar de un modelo lineal en la producción de residuos a un modelo circular. Además, también es un claro aliado para la reducción de emisiones; la producción de una lata de aluminio reciclada supone un ahorro del 95% de energía frente a la producción de una lata de aluminio nueva por lo cual es mucho más rentable y sostenible su reciclaje.

8.500 millones de toneladas de plástico anuales al mar

Actualmente existen ya partículas de microplásticos a 10.000 metros de profundidad y cada año se vierten más de 8.500 millones de toneladas de plástico al mar según datos del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Si se mantiene esta situación se prevé que en 2050 exista más plástico que peces en los océanos, un escenario desastroso para la biodiversidad marina.

“Nuestros océanos no son capaces de absorber más plástico. La situación requiere un esfuerzo conjunto y solo colectivamente seremos capaces de resolver un reto medioambiental de estas dimensiones. Nea es más que una nueva marca de agua. Nea nace como un proyecto de conciencia global con el objetivo de proteger a nuestros océanos y a todas las especies que habitan en él.&rdquo, afirma Alex Dakov, CEO y Fundador de Nea.