Pazo de Señorans ha iniciado recientemente las obras de ampliación de su bodega de Meis (Pontevedra) que le permitirán adaptarse a las demandas del mercado internacional y ser más competitiva.

El número de países en los que la bodega exporta vino se ha incrementado con los años y para poder cumplir los requisitos legales de cada uno de esos destinos ha sido necesaria la ampliación de las instalaciones de almacenaje.

De este modo, Pazo de Señorans podrá contar con un stock mínimo de seguridad en el que poder almacenar las distintas botellas con las respectivas contra etiquetas específicas de cada país de exportación.

La bodega apuesta en firme por la internacionalización, comercializando sus vinos a Europa, Estados Unidos, Malasia, Emiratos Árabes Unidos y Rusia, donde se está empezando a abrir mercado.

Las obras, que se prevén finalicen la próxima vendimia, se han podido llevar a cabo gracias a la subvención del 40% del proyecto concedida por la Xunta de Galicia. La aportación de fondos responde a una línea de ayudas hacia empresas transformadoras del sector agrario.