La Asociación Europea de Productores de Zumos de Frutas (AIJN), organización que representa los intereses generales de esta industria en el ámbito de la Unión Europea, cuya representación nacional ostenta Asozumos, está desarrollando la plataforma de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) www.juicecsr.eu, cuyo objetivo es ampliar sus actividades y reforzar el compromiso de este sector en materia de sostenibilidad económica, social y ambiental.

El nuevo proyecto, que está cofinanciado por la Comisión Europea, incrementará la implantación de la responsabilidad social corporativa en la industria de los zumos de fruta, así como compartirá y promoverá iniciativas en este ámbito y ofrecerá una oportunidad para construir y contribuir en una red sobre RSC para la industria.

En concreto, esta nueva plataforma está desarrollada con la colaboración de la Iniciativa de Comercio Sostenible (IDH), UTZ Certificado, Sociabilidad y AZTI Tecnalia. Se incluirán en ella los proveedores de materias primas de todo el mundo que cumplan con una serie de requerimientos en materia de RSC que sea conveniente reseñar y que quieran formar parte de este proyecto.

De esta manera, la industria europea de los zumos de frutas, representada por la AIJN, se ha comprometido a garantizar que todas sus operaciones, tanto en las relaciones con sus clientes como con sus proveedores, tengan un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente en general, no sólo de Europa, sino también en los países de donde provienen la materias primas que utiliza esta industria.

En este contexto, AIJN está trabajando en un proyecto piloto destinado a los productores de cítricos de Brasil para desarrollar una herramienta de auto-evaluación con el fin de mejorar el rendimiento en el campo de los tres pilares de la sostenibilidad: económico, social y medioambiental. Una iniciativa que se suma a las legislaciones nacionales sobre las condiciones de trabajo que existen ya en cada país, y que se ven reforzadas mediante los convenios colectivos y los códigos de buenas prácticas voluntarias adoptadas por cada empresa.