Ron Brugal renueva el diseño de Brugal Añejo en la búsqueda de una botella que refleje el verdadero carácter de Brugal y que le otorgue la importancia y el peso que se merece en el mercado español dentro del portfolio de la marca.

En concreto, en el cuello de la botella se ha incluido una cápsula más premium; en el cuerpo y en la propia etiqueta se han añadido relieves que representan la artesanía del proceso de elaboración del líquido y, además, se le ha dado más presencia al escudo de República Dominicana con el objetivo de reflejar el orgullo del origen. Además, la nueva botella de Añejo mantiene la red icónica de la marca, colocada a mano, reflejo del mimo y cuidado en su elaboración.

El rediseño de Brugal Añejo se inspira en la referencia más premium de la marca, Brugal 1888

Además de actualizar y modernizar la imagen, este cambio tiene como objetivo impulsar la visibilidad en el punto de venta de Brugal Añejo.

“Nos hemos inspirado en la referencia más premium de nuestro portfolio, Brugal 1888, para darle vida a esta nueva botella de Brugal Añejo. Queríamos hacer justicia a la calidad del líquido que tiene este producto y con esta botella, más moderna y elegante, hemos conseguido un diseño que refleja el verdadero carácter de Brugal”, afirma Rodrigo Curros, director de la marca de Brugal.