Ruavieja renueva su imagen manteniendo su esencia. Sin cambiar su contenido, la marca gallega rediseña su aspecto exterior adaptándose a las tendencias y las necesidades de su mercado. En este sentido, incorpora nuevas referencias sin olvidarse de sus raíces y la “terriña”.

A través del nuevo diseño, la marca reinterpreta su botella para crear un cuerpo más esbelto y elegante, dando como resultado una botella más alta, estilizada, ligera y reciclable. Con un nuevo tapón de cuerpo cilíndrico en negro satinado y una anilla dorada, consigue ese toque de elegancia y diferenciación.

La etiqueta de la botella incluye un nuevo símbolo con la intención de reforzar las raíces de la marca. Incluye la conocida concha de vieira del peregrino junto a la cruz de Santiago como símbolo, dorado en el centro. Además, destaca por sus valores históricos, la tradición y sus raíces gallegas.

Una nueva imagen hecha con éxito desde 1889, que cuenta con un nuevo realizado a mano por el reconocido calígrafo Oriol Miró, que emula la firma de un maestro, otorgando valor añadido al producto y potenciando sus valores de artesanía y naturalidad.

La gama Ruavieja está compuesta por: Crema de hierva, Licor de caféAguardientePacharán y Crema de arroz.