Poco después de celebrar su primer año de vida, Santamanía, la destilería urbana de autor afincada en Las Rozas (Madrid), estrena nueva sede, en la calle Dublín del Polígono Európolis. Según explica Víctor Fraile, maestro destilador de la empresa, unos metros más allá de donde arrancó Santamanía se inicia una nueva etapa de lo que empezó como una aventura "de tres ingenieros persiguiendo el sueño de recuperar en Madrid el oficio de la destilación artesanal y crear bebidas únicas". El proyecto además se abre ahora a nuevas líneas de negocio, desde la formación al mundo de los eventos, en un nuevo espacio multiusos que se podrá reservar para realizar actividades relacionadas con el universo de los destilados.

Las instalaciones recién estrenadas cuentan con una nueva nave de más de 1.000 m2 de superficie – la mitad aproximadamente para almacén y embotellado; 350 m2 destinados a producción; el resto a oficinas, tienda y espacio multiuso -. Más allá de cuestiones logísticas o funcionales, el cambio de ubicación es una declaración de intenciones de la micro destilería en su "vocación de proporcionar a los amantes de los destilados una experiencia única y global", tal como afirman sus propietarios.

Dentro de la "Destilería Urbana", los clientes podrán disfrutar del Lounge bar: un original bar con vistas al corazón de la micro destilería, separados de la zona de producción por unas enormes cristaleras sobre la barra de bar profesional que incorpora. Los alambiques de cobre "Lola" y "Vera", construidas por los fabricantes alemanes Carl Distilleries and Brewhouses, son los protagonistas de las nuevas instalaciones en las que también habrá una sala de catas y una tienda de 50 m2, un rincón de aspecto industrial, donde podrán adquirirse productos o recuerdos del paso por la destilería.

En Santamanía se utiliza uva y botánicos 100% naturales, tratados con técnicas tradicionales de destilación y avanzada tecnología para producir en pequeños lotes que aseguran la calidad del producto. Sus vodkas y ginebras Premium están ya presentes en el espacio Gourmet de El Corte Inglés y en algunos centros de Carrefour y Alcampo.