La Federación Española de Espirituosos, Espirituosos España, quiere mostrar su preocupación y alarma ante la situación a la que se enfrentan las empresas debido a la crisis del Coronavirus. “No queda ni rastro de la situación pre-Covid, desde el sector vemos con profunda preocupación el impacto de las últimas semanas en ventas, hostelería y consumidores”, según señala Bosco Torremocha, director de Espirituosos España.

El sector de las bebidas espirituosas quiere aclarar los datos reales de ventas y ponerlos a disposición de la opinión publica. "La realidad nada tiene que ver con los datos que en algunos casos se han publicado. El 70% del total de las ventas de bebidas espirituosas se ha perdido con el cierre de la hostelería y lo que se pierde en hostelería no se compensa, ni recupera en modo alguno en el canal de alimentación, en el que los incrementos de ventas no alcanzan ni siquiera el 2% de lo que se vendía en Hostelería. Es más, en Alimentación hay categorías que han llegado a caer a doble dígito” afirma Torremocha.

"Las ventas que se pierden en Hostelería no se recuperan en Alimentación"

Por ello, desde la federación muestran perplejidad ante determinadas informaciones publicadas durante las últimas semanas, que apuntan a que las ventas de bebidas alcohólicas se han disparado en el canal Alimentación. “La distorsión de los datos, confunden a la opinión pública y a las propias Administraciones en cuanto a la urgencia de adoptar medidas urgentes de apoyo, fundamentales para la supervivencia de un sector que emplea a miles de personas en España”.

Desde Espirituosos España se indica que "el dato de consumo en hostelería es 0 desde el 12 de marzo". Las pérdidas son del 100% en el canal donde el sector vende 7 de cada 10 botellas. Pérdidas que tienen un tremendo impacto no solo en los 3.800 centros de producción de bebidas espirituosas en nuestro país sino también en toda la cadena que va desde el campo del que proceden las materias primas, al empleo, que genera uno de los sectores de referencia, de mayor valor añadido y motivo de orgullo de nuestro país dentro y fuera de nuestras fronteras.

Bosco Torremocha: "Hay que desmentir categóricamente que el consumo de los españoles esté subiendo, los españoles no consumen más, al contrario"

Por todo esto, Torremocha quiere “desmentir categóricamente que el consumo de los españoles esté subiendo. Los españoles no consumen más, al contrario que en el norte y este de Europa, somos consumidores sociales y moderados que asociamos claramente el consumo al disfrute social”.

"Queremos dejar claro que el volumen de ventas que se pierde en Hostelería (con 300.000 puntos de venta) no se vende en Alimentación, cuyos incrementos en estas semanas no alcanzan ni siquiera el 2% de lo que se vendía en Hostelería. Es más, en Alimentación categorías como la ginebra, brandies con Indicación geográfica, los licores, el vodka, han llegado a caer, incluso a doble dígito", añade Bosco Torremocha.

9 millones de litros perdidos

Los datos del sector, así como los de las organizaciones de supermercados y distribución, y la propia Aecoc, muestran que durante las 3 primeras semanas no se registró subida alguna de la categoría de espirituosos en el canal Alimentación, sino que el comportamiento fue totalmente plano. En las últimas tres semanas, las subidas apenas alcanzan el 7%.

Los espirituosos han perdido casi 9 millones de litros, de los cuales únicamente 172.000 se han trasvasado al canal de Alimentación

Para mayor detalle, en un trabajo conjunto con Aecoc, que recientemente ha alertado de esta situación, se ha comprobado que los espirituosos han perdido casi 9 millones de litros, de los cuales únicamente 172.000 se han trasvasado al canal de Alimentación.

El resultado es, en palabras del director de Espirituosos España, “un sector golpeado como pocos, con pérdidas millonarias. No existe ninguna recuperación del consumo, ni parcial, ni total, lo que pone en grave riesgo la continuidad de muchos de los 3.800 centros de producción de bebidas espirituosas de nuestro país. Desde Espirituosos de España hacemos una llamada de auxilio y apelamos al rigor en el uso de los datos

“Por todo ello, desde Espirituosos España estamos francamente preocupados porque se estén comunicando datos tan alejados de la realidad, llamando a error a la opinión pública y perjudicando seriamente el devenir el sector”, señala Torremocha

"La distorsión de los datos"

Desde la Federación se incide en que, la inmensa mayoría de la información que se ha venido publicando proviene del panel de Análisis de Consumo en el Hogar encargado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. "Poco importa que en el Anexo de los datos se indique: En algunas categorías de alimentos y bebidas hay que tener en cuenta que el peso que tradicionalmente tienen en el canal de hostelería y restauración que es mayor que en el canal de consumo en hogares. Hay que advertir que, aunque haya incrementos de compra en hogares más pronunciados frente al mismo periodo del año anterior, estos incrementos no suponen una recuperación del consumo total (hogares + fuera del hogar)”. indican desde Espirituosos España. 

"Frente a los que quieren pensar que tras 7 semanas con los más de 300.000 bares y restaurantes cerrados, en los que nos hemos quedado encerrados en nuestras casas, el consumo en los hogares crece exponencialmente, los datos son tozudos y demuestran que nuestros productos están claramente vinculados al consumo fundamentalmente social, especialmente moderado y en compañía de familiares, compañeros y amistades y, parte de nuestro modo de vida y del disfrute de momentos en sociedad ahora interrumpidos" insisten desde Espirituosos España.

"Nos preocupa mucho que, desde una premisa absolutamente falsa, como es la inexistencia de un aumento espectacular de las ventas y con ello del consumo, se asocien incrementos que nunca se dieron a problemas de consumo excesivo. Los españoles están siendo ejemplares en este durísimo confinamiento incluyendo la responsabilidad en el consumo de bebidas espirituosas. ¡Hay que decirlo alto y claro!”, señalan desde la Federación.

En estas circunstancias, el sector hace una llamada de auxilio, apela al rigor en el uso de los datos y exige el impulso de medidas ante la situación dramática que viven sus empresas. La dramática caída de ventas sufrida hasta la fecha y la esperable por la fuerte reducción del turismo, ha llevado al sector a solicitar el aplazamiento de los impuestos especiales que gravan a sus empresas y que, por tratarse de impuestos al consumo con la hostelería cerrada, se ven obligados a adelantar al Estado sin haber cobrado de los clientes. Dichos impuestos han mermado ya de por sí la competitividad de la industria en los últimos años, las únicas bebidas con alcohol que han soportado subidas y que recaudan el 73% del total de los impuestos especiales, representando el 3% del volumen.

Más del 80% del tejido productivo de bebidas espirituosas, están abocadas a la desaparición si no se implementan medidas específicas

Espirituosos España señala que muchas de las pymes del sector, que representan más del 80% del tejido productivo de bebidas espirituosas, están abocadas a la desaparición si no se implementan medidas específicas que ayuden a superar la crisis provocada por el cierre decretado tras el estado de alarma. Por ello, la exigencia de medidas está dirigida a proporcionar un alivio en las cargas económicas para poder mantener sus negocios. “Un sector que perdió ya el 40% de sus consumos en la última crisis”, recuerda Torremocha.

Fiab que engloba al Sector de Espirituosos y al resto de sectores de la Alimentación y Bebidas, junto a Aecoc y la patronal Hostelería de España, esta misma semana presentarán la Propuesta de Plan de Apertura de la hostelería post-Covid, por una oferta segura y la reactivación de la demanda.