La nueva planta embotelladora que Vichy Catalan ha puesto en marcha en su centro de producción de Caldes de Malavella, ha sido concebida para convertirse en un modelo de gestión 100% sostenible. Para conseguirlo, se ha instalado maquinaria de última generación que permite reducir en un 36% el consumo de electricidad, una reducción del 45% en el consumo de agua y un 35% en el de aire, avanzándose 6 años a la entrada en vigor del nuevo reglamento UE sobre la sostenibilidad.

Se encuentran en un edificio anexo al que el fundador construyó en el año 1889 para iniciar su actividad embotelladora

Durante el 2018, Vichy Catalan Corporation ha contribuido a la protección del medio ambiente con el ahorro de 5.351 toneladas de CO2 equivalentes, gracias al reciclaje de sus botellas a través de Ecoembes. En este contexto, cabe destacar la implementación diaria de prácticas eficientes realizadas durante los últimos 27 años orientadas a reducir la huella ecológica, que han permitido disminuir en un 42% el uso de plástico en los envases. Todas estas medidas ponen en relieve el compromiso de la compañía en la aplicación de una política de gestión medioambiental eficiente, cooperando al desarrollo económico sostenible en el sector.

La optimización energética reduce un 36% en el consumo eléctrico, un 45% en el de agua y un 35% el consumo de aire

Las nuevas instalaciones permitirán a la compañía aumentar su capacidad productiva en un 25%, principalmente de los productos que se comercializan en u famoso envase. La multipremiada botella que, está inspirada en la obra de Antonio Gaudí, emulando su característico grabado en la superficie de la misma, está fabricada con un material plástico muy resistente y 100% reciclable. En el año 2017, fue premiada con el WorldStar al mejor packaging en la categoría de bebidas que otorga la World Packaging Organisation (WPO) y el año 2016 consiguió dos premios Liderpack, uno al mejor packaging de bebidas del año y el galardón especial “Best in Show” (el mejor del concurso).

La admiración por Antoni Gaudí y su vinculación con Vichy Catalan no se limita al diseño de envases y etiquetas, ya que el artista está también presente en diversos materiales y decoraciones desarrolladas por la compañía. Esta filosofía será trasladada a la nueva planta embotelladora, íntegramente.

Después de 138 años de clara tradición vidriera, reutilizando cajas y envases de vidrio, Vichy Catalan Corporation seguirá apostando fuerte por este material en las dos líneas de embotellado de la planta donde el Doctor Furest inició su proyecto empresarial.

Por este motivo, y siguiendo con la política de protección medioambiental, en el año 2016 se puso en una acción a través de la tienda online. A los clientes que adquieran envases retornables, marcados en la tienda online con una triple E: Economía, Ecología y Excelencia, se les abonará el importe que pagaron por ellos, por lo que ésta opción se convierte en la compra más económica y sostenible. Además, se benefician de la comodidad de no tener que transportar los envases vacíos, ya que desde esta web se gestiona la recogida de éstos.