Inbisa, a través de su constructora BYCO, ha finalizado para Viñedos de Aldeanueva la construcción de la nueva bodega que la cooperativa vitivinícola proyectó con Grupo Arquitelia para el afianzamiento de su marca, Fincas de Azabache, y sus previsiones de crecimiento. La bodega ha sido finalizada en los plazos fijados con la propiedad y es la cuarta que Viñedos de Aldeanueva posee en La Rioja.

"Las instalaciones, que disponen de la última tecnología vinícola, cuentan con una superficie de 3.175 m2 construidos, una capacidad de elaboración de 1,8 millones de kilogramos de uva y 55 depósitos, 25 de los cuales están dotados del vanguardista sistema de fermentación oresteo", explican desde la constructora de Inbisa.

En la planta baja cuenta con una zona de recepción, vestuarios, oficinas, sala de degustación y zona de locales técnicos. "La parte más característica de la obra y que ha requerido un mayor reto constructivo debido a su diseño, es la cubierta de cinc, que evoca las ondas recogidas en su gama de vinos", indican desde Inbisa.

"Con esta nueva obra para una de las cooperativas vitivinícolas más importante de La Rioja, Inbisa consolida su presencia en el sector de alimentación y bebidas. La especialización es uno de los pilares básicos en los que nuestra empresa se está apoyando para dar el mejor servicio a clientes tan especiales como son los viticultores y bodegueros dónde el conocimiento de sus procesos es fundamental", asegura Josetxu Ruiz, responsable del Área Agroalimentaria.