Zarro, el vermut de Madrid, ha logrado crecer un 20% respecto al año anterior gracias a la consolidación de la marca en España que ha supuesto un aumento de las ventas tanto en el mercado nacional como en el internacional. La compañía se ha implantado ya en más de 20 países entre los que destacan: Estados Unidos, Panamá, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Dinamarca, Letonia, Finlandia, Grecia, Japón, Corea del Sur o Bélgica.

Asimismo, Zarro prevé para el año 2018 un crecimiento superior con vistas a nuevos mercados. El espíritu soñador de los impulsores de Zarro, el vermut de Madrid, les ha llevado a continuar esta aventura profesional con una clara apuesta por la innovación y la comunicación y un fuerte compromiso con la calidad y personalidad de sus vermuts. "Ésta es la única forma que entendemos de elaborar nuestros productos. Respeto a la tradición, a la investigación, al esfuerzo y al compromiso", según destaca Carlos Muñecas, director general de Bodegas Sanviver.

Para el año 2018, Bodegas Sanviver se inclinará por el lanzamiento de nuevos productos así como la apertura de nuevos mercados.