Nueve de cada 10 consumidores afirman que gastarán igual o más que el año anterior en las comidas de Navidad, según una encuesta que La Sirena ha realizado a sus clientes sobre sus hábitos de compra y consumo para estas fechas, así como la perspectiva general sobre la próxima Navidad.

La Navidad es una de las épocas clave y más esperadas, en especial por los niños. En los hogares se aprovecha para compartir, reunirse y celebrar en armonía. De acuerdo a las respuestas, en este 2017 la mitad de los encuestados celebrarán las fiestas en su casa y la otra mitad en casa de familiares o amigos, tan sólo un pequeño porcentaje lo celebrará fuera, en un restaurant u otro establecimiento. Esta cifra es muy similar a la del año anterior.

Para poder disfrutar de las fiestas con tranquilidad, la mayoría de personas encuestadas anticipa sus compras para no esperar al último minuto. Entre el 1 y el 15 de diciembre son las fechas preferidas para comprar la comida de Navidad:

En cuanto a los precios y las ofertas, éste es un periodo en el que, aun siendo un periodo especial y de celebración, la mayoría de los encuestados afirma fijarse más en precios y ofertas que durante el resto del año.

En estas fechas y para poder ofrecer una buena calidad a un buen precio, 7 de cada 10 encuestados considera que el producto congelado puede igualar o mejorar la calidad del fresco y, además, a un precio más asequible.

Marisco y pescado predominan en las mesas navideñas

A la hora de planificar qué llevar a la mesa en estas fechas tan indicadas, la mayoría lo hace con antelación, en línea con la planificación de la compra.

Respecto a la evolución de los menús tradicionales de toda la vida o bien probar recetas y menús nuevos, los encuestados buscan, en su mayoría, el cambiar menús.

Siguen siendo la mayoría las personas que prefieren elaborar sus platos en casa, por la ocasión en sí misma, si bien es creciente la tendencia a buscar soluciones más fáciles o que requieran menos elaboración. Esta es, sin duda, una tendencia de relevancia en los últimos años, no sólo en Navidad. La falta de tiempo, la practicidad y el buen resultado de este tipo de comidas (más de "convenience") ayudan a ello.

El marisco y el pescado son los productos más importantes en las compras navideñas formando parte imprescindible de los menús de estas fiestas; principalmente el marisco se compra congelado al igual que el pescado y los platos precocinados.

Los principales motivos para comprar congelados es por la facilidad, rapidez y limpieza al cocinar, seguido por la durabilidad del producto (no se estropean).

Los blogs o las revistas por internet son el principal medio referente para inspirarse y decidir los menús de Navidad, medio mencionado por el 42% de los encuestados, seguido de la tienda que recibe el 36% de las menciones.