La Confederación Española de Comercio (CEC) ha pedido al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo que, en el marco de la Conferencia Mundial sobre Cambio Climático, que tiene lugar hasta el 13 de diciembre en Madrid, lidere la propuesta de creación del Día Mundial del Pequeño Comercio. Una iniciativa puesta en marcha por una organización asociada a la Comunidad Valenciana, Confecomerç CV con la campaña “Es tu turno”.

Son muchos los motivos que justifican la creación del Día Mundial del Pequeño Comercio, no solo a escala nacional sino también internacional, pero, en particular, destacan los relacionados con la protección del clima.

El primero de ellos sería que, el pequeño comercio, contribuye, mediante el consumo de proximidad, a disminuir la huella de carbono. Su cercanía permite que el consumidor pueda ir a pie, reduciendo así las emisiones provenientes de distintos medios de transporte y disminuyendo de manera decisiva la huella sobre el medio ambiente.

El siguiente trata de que el pequeño comercio impulsa la economía “kilómetro cero”, ya que fomenta la actividad emprendedora de pequeños empresarios y autónomos y genera miles de empleos, contribuyendo de esta forma a la riqueza y la recuperación local; además, pone a disposición de los ciudadanos principalmente productos de productores locales.

Por otro lado, el pequeño comercio fomenta el consumo responsable, favoreciendo la sustitución de la ecuación “comprar y tirar” por la de “rellenar y reparar”.

Y por último, ayuda a luchar contra la desertización rural, ya que la supervivencia de muchas pequeñas áreas poblacionales depende en gran medida del mantenimiento de los comercios establecidos en las mismas, que acercan a sus habitantes productos y servicios de primera necesidad.