"El consumo de alimentos poco saludables aumenta hasta un 65% durante las fiestas navideñas" según un estudio realizando por mentta. Asimismo, la investigación refleja que las ventas de vino, jamón y embutido aumentan un 35%, mientras que el marisco o los dulces se venden hasta un 60% más.

Una vez pasadas estas fechas, el consumo de productos dietéticos puede aumentar hasta un 50% respecto al período navideño

Por otra parte, la empresa responsable del estudio confirma que, sin embargo, una vez pasadas estas fechas, el consumo de productos dietéticos puede aumentar hasta un 50% respecto al período navideño. “En enero además se suele incrementar el consumo de naranjas, espárragos y pescados azules, además se observa una clara tendencia al alza de las ventas de productos ecológicos” afirma Luis Miguel Gil, CEO de mentta.

"Estos productos que habitualmente son de consumo esporádico, es decir, que no se incluyen en el menú diario por ser altamente calóricos, ricos en grasas o en azúcares, son bastante habituales durante las Navidades. Los problemas de salud que puede acarrear llevar una alimentación de este tipo, o cometer grandes excesos, son bastante importantes", según indican desde mentta.