Alimerka apuesta por la sostenibilidad y pone en funcionamiento 7.500 paneles fotovoltaicos, que abastecen a las dos naves de su centro logístico (una de 46.106 metros cuadrados y otra de 6.100 metros cuadrados) de Lugo de Llanera (Asturias)

La medida ya está en funcionamiento servirá para evitar el frío de sus instalaciones, alimentar su maquinaria, iluminar y reducirá 1.000 toneladas de carbono anuales. El proyecto ha supuesto para el grupo una inversión cercana a los 2 millones de euros.

Se trata de una apuesta que Alimerka inició ya en 2017 en su tienda de Laguna de Duero (Valladolid) que cuenta con 322 paneles fotovoltaicos. Además, la compañía tiene ya planificada de aquí a octubre de 2020 la instalación de este sistema de energía en 16 tiendas de Asturias. También está proyectada la instalación de estos paneles en el cebadero de IGP Ternera Asturiana. La suma total de estas 17 instalaciones reducirá 660 toneladas las emisiones

El proyecto ha supuesto para el grupo una inversión cercana a los 2 millones de euros

La responsable de Calidad y Medio Ambiente, Paula Díaz-Caneja, ha insistido en que han “adquirido un compromiso con el medio ambiente y buscamos hacerlo posible en nuestras distintas actividades. 

En la misma línea, la cadena ha convertido su flota de 69 camiones en vehículos propulsados por Gas Natural licuado, lo que supone un 20% menos de emisiones. También mejora el aire de las ciudades porque reduce un 90% de las partículas suspendidas que producen problemas respiratorios.  

Asimismo, Alimerka ha renovado su flota de furgonetas eléctricas que ya no emiten ruido ni carbono. Del mismo modo que han llevado a cabo mejoras en sus supermercados como la inclusión de instalaciones frigoríficas y de climatización y la sustitución de fluorescentes y halógenos por iluminación LED.