ARAL Digital.- Caprabo abre este mes de febrero cuatro nuevos supermercados en Catalunya, su principal mercado, en el que la compañía centra su plan de expansión para los próximos ejercicios. Las nuevas tiendas franquiciadas están repartidas en cada una de las cuatro provincias catalanas: Barcelona, en Sant Boi de Llobregat; Girona, en Vilobí d’Onyar; Lleida, en Rosselló; y Tarragona, en Vila Seca. En total emplean a 18 trabajadores. Con estas cuatro aperturas, Caprabo consolida su proyecto de franquicias, sumando un total de 21 tiendas franquiciadas, y refuerza su liderazgo en Catalunya con la ampliación de su red en 276 supermercados.

Según señala la compañía "la oferta comercial de las franquicias Caprabo potencia el compromiso con el ahorro, el mayor surtido por metro cuadrado, la oferta de productos frescos de consumo diario, más producto local, una amplia gama de productos de marca propia – Eroski, Eroski Basic, Belle, Seleqtia, Natur y Sannia - y promociones comerciales". Todos los establecimientos franquiciados incorporan los servicios tradicionales de Caprabo como su programa de fidelización -con Mi Club Caprabo-, el Programa de Ayuda a las Familias Bienvenido Bebé y la revista “Sabor” entre otros.

Caprabo puso en marcha su proyecto de franquicias a finales de 2010 como parte de su estrategia de crecimiento en Catalunya, desarrollando el segmento de supermercado de proximidad. En la actualidad cuenta con franquicias en Barcelona ciudad y provincia (12), Lleida (4), Tarragona (2), Girona (1) y Andorra (2), su primera incursión fuera del territorio español. El modelo de franquicia de Caprabo es integral, por lo que incorpora plenamente el modelo comercial de la compañía y todos los servicios de valor añadido.