Caprabo suma 42 supermercados franquiciados que han supuesto la creación de unos 250 puestos de trabajo y la incorporación de más de 12.000 m2 de superficie comercial a su red, con una inversión aproximada de unos 7 millones de euros, desde que a finales de 2010 la compañía pusiera en marcha su proyecto de expansión en forma de franquicias. Del total de franquicias, 5 son RapidCaprabo, un nuevo modelo de conveniencia.

En 2015, Caprabo abrió 11 supermercados franquiciados. Este modelo de negocio está consolidado y para 2016 prevé abrir unas 16 franquicias. De esta manera, Caprabo incide en el supermercado de proximidad sobre todo de Cataluña, su principal mercado estratégico que concentra el 90% del negocio de la compañía con 296 supermercados. Se trata de un modelo de crecimiento que permite a la compañía tener presencia en localidades en las que hasta entonces no tenía establecimientos. Caprabo también cuenta con 3 supermercados franquiciados en Andorra.

Para Claudio Estévez, director de Franquicias Caprabo, "el crecimiento de tiendas franquiciadas está ofreciendo datos muy positivos. En ventas comparables, las tiendas franquicias registraron el pasado ejercicio un incremento de las ventas del 12%, un punto más que el año anterior". Asegura Estévez que "la apertura de nuevos establecimientos Caprabo nos permite consolidar la marca en nuestro principal mercado estratégico".

En marzo, Caprabo y BBVA han alcanzado un acuerdo para poner a disposición de los franquiciados de la compañía de supermercados una línea de financiación con condiciones ventajosas en un amplio conjunto de productos y servicios, que permita cubrir necesidades tanto para la implantación de tiendas nuevas como para el desarrollo y crecimiento de la actividad de las que ya están funcionando.