Caprabo ha cerrado el ejercicio 2013 con una mejora del 66% del resultado de explotación que pasa de los 10,5 millones de euros a los 17,6 millones de euros. La mejora del resultado de explotación se produce gracias a las iniciativas de eficiencia operativa que la compañía lleva impulsando en los últimos 3 años.

Estas mejoras operativas se han centrado, entre otras, en las iniciativas de ahorro en la gestión logística, así como en las mejoras de eficiencia energética vinculadas al proceso de renovación y transformación de los supermercados. El proyecto de supermercados de nueva generación es uno de los elementos clave de la compañía para la recuperación de las ventas además de tener un impacto positivo en la eficiencia energética. Caprabo cerró el ejercicio 2013 con 80 tiendas reformadas.

Caprabo ha cerrado el primer trimestre de 2014 con el primer crecimiento en ventas de los últimos nueve trimestres. Por primera vez en dos años la facturación del primer trimestre ha tenido un crecimiento positivo del 0,4%. Aún así, la compañía prevé cerrar el ejercicio en curso con una cifra de ventas similar a la del año 2013 debido al mal comportamiento del mercado catalán a superficie constante. La facturación bruta de 2013 ha alcanzado los 1.364 millones de euros, una cifra que supone un descenso del 3,9% respecto a 2012.

Dicha reducción ha venido influida, principalmente, por la contracción en el consumo a superficie constante en el principal mercado estratégico de Caprabo, que es Cataluña, donde la reducción anual del consumo a superficie contante se ha situado en el 3%, empeorando los datos de 2012 que ya fueron negativos de 3,5%, según Nielsen.

Caprabo ha cerrado el año (31 de enero) con 364 supermercados en los tres mercados estratégicos de Cataluña, Madrid y Navarra, con 294.000 m2 de superficie comercial. A lo largo del año ha incorporado 17 establecimientos comerciales a su red de tiendas, 12 de las cuales son franquicias. Caprabo ha cerrado el ejercicio con 26 tiendas en régimen de franquicia. Con este modelo de expansión, incide en el supermercado de proximidad en Cataluña, su principal mercado estratégico donde concentra el 75% del negocio. En 2014 tiene previsto abrir 25 tiendas franquiciadas. La compañía ha cerrado a lo largo del ejercicio 9 tiendas.

Caprabo ha cerrado 2013, con 80 supermercados de nueva generación, adaptados al modelo de futuro por el que apuesta la compañía. El proceso de adaptación de las tiendas está previsto que finalice en 2016 y la inversión supera los 80 millones de euros.