Carrefour contrata a 6.500 personas en España para reforzar el servicio al cliente durante el periodo estival. La compañía refuerza especialmente las plantillas de aquellas zonas de que cuentan con mayor incremento de visitas durante ésta época: Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, las islas Baleares y Canarias, Madrid, Murcia así como Galicia y el litoral cantábrico.

Los sectores en los que se refuerza la contratación son los relacionados con la atención directa al cliente como línea de cajas, puntos de venta de productos frescos, reposición, tecnología o electrodomésticos, entre otros.

El perfil de las personas contratadas es muy variado, aunque predominan los jóvenes demandantes de primer empleo y estudiantes. Los candidatos seleccionados han de poseer una clara orientación comercial y de atención al cliente y capacidad para trabajar en equipo.