Carrefour moviliza en toda España a más de 900 técnicos especializados en limpieza y desinfección con objeto de garantizar la seguridad de sus clientes. De este modo, antes de la apertura de las tiendas y en el cierre de las mismas, los equipos higienizan la totalidad de las zonas de los hipermercados, supermercados, con especial detalle en la limpieza de carros, cestas de la compra, zonas comunes, accesos, aseos y vestuarios, muebles de frío, cajas, mostradores, obradores y pedidos online. En este sentido, la compañía ha utilizado 600.000 litros de material desinfectante y ha limpiado más de 2 millones de metros cuadrados, superficie equivalente a 290 campos de fútbol.

La seguridad del cliente, responsabilidad prioritaria


Los grupos de trabajo están formados por técnicos de mantenimiento de la compañía que se dedican a la seguridad y a la limpieza de las zonas comunes de las tiendas y también desarrollan labores de desinfección en los accesos a los centros de manera periódica. Estas labores se unen a otras iniciativas que está llevando a cabo Carrefour y que son una respuesta de la compañía a las necesidades de la sociedad de la que forma parte.

La acción completa las medidas adoptadas ya por la cadena para facilitar las compras a determinados colectivos, como el de los sanitarios que con sus largas jornadas disponen de poco tiempo para realizar sus compras; el de personas más vulnerables en esta situación como los mayores, discapacitados, personas con movilidad reducida entre otros … o la donación de ropa de cama al Hospital de campaña de IFEMA y colaboración con Cruz Roja, entre otras.

Con todas estas acciones Carrefour refuerza su compromiso con la sociedad ya que contribuyen a garantizar el servicio y la seguridad de sus clientes a la hora de hacer sus compras. La compañía continuará trabajando con sus colaboradores y proveedores para garantizar la disponibilidad de productos a los consumidores.