Carrefour ha puesto en marcha otro proyecto innovador a través del cual se elimina el papel en todos los acuerdos con sus proveedores. La iniciativa ha tenido una gran aceptación por parte de los fabricantes ya que hasta la fecha ya han dado su conformidad al uso de la firma electrónica más de 3.000 proveedores, según han informado desde la compañía.

Se trata de una iniciativa pionera en el sector del retail español "tanto por la envergadura del proceso como por el número de empresas que participan", explican fuentes de Carrefour, que añaden que este nuevo proceso de digitalización supone dejar de imprimir y gestionar más de un millón de folios al año.

El objetivo es finalizar el año con el 100% de proveedores integrados en este proceso digital, "lo que hará aún más eficiente la relación comercial entre proveedor-distribuidor".

Para el desarrollo del proyecto la compañía ha formado a más de 400 empleados a los que les está impartiendo formación continua sobre reingeniería de procesos y uso de las nuevas tecnologías en entornos digitales.

Esta iniciativa forma parte de la política para limitar el uso del papel en su actividad comercial. En enero, la compañía lanzó el proyecto "Papel 0" para reducir hasta un 70% el papel emitido en su actividad comercial.