Carrefour ha presentado este martes el lanzamiento oficial de un nuevo concepto comercial en España: Carrefour Bio. Se trata de un supermercado urbano dedicado a la venta de productos procedentes de agricultura y ganadería ecológica. La tienda, ubicada en la madrileña calle Velarde 1, cuenta con 140 metros cuadrados de superficie de ventas y tiene un surtido de más de 1.800 productos. España es el segundo país donde el grupo galo implanta su modelo Bio. En Francia el formato cuenta ya con 15 establecimientos y la primera tienda Carrefour Bio española se ha concebido teniendo en cuenta las particularidades de consumo de los clientes en nuestro mercado.

Entre los artículos que se comercializan en esta tienda urbana figuran marcas especializadas de Bio y un 10% de los productos corresponden a las marcas propias de la cadena, Carrefour Bio y Ecoplanet. Todas las referencias de alimentación vendidas en la tienda cuentan con certificación ecológica.

El establecimiento ofrece 1.800 referencias de productos Bio

El espacio se ha concebido para responder a las necesidades de un cliente urbano que demanda poder hacer una compra completa con productos que proceden de la agricultura y la ganadería ecológica. Cuenta con productos de frutería, carnicería, pescadería, alimentación envasada, productos refrigerados y congelados, platos para tomar en el momento, sandwiches, bebidas, vinos y cervezas. Además ofrece un surtido vegano y productos sin gluten. El cliente puede comprar a granel, no sólo la fruta y verdura, sino productos de alimentación como quinoa, copos de avena o couscous integral, por ejemplo. El supermercado completa su oferta con un surtido de productos de perfumería, bebé y droguería, todos ellos respetuosos con el medio ambiente.

Con un cuidado interiorismo y grandes ventanales a la calle, en la nueva tienda se ha desarrollado también una señalización especial para destacar los productos para dietas específicas, intolerancias así como alimentación vegana. El techo simula el típico trenzado de las cestas de castaño y la madera empleada tanto en el techo como en los muebles, cuenta con una doble certificación FSC y PEFC que garantizan que los materiales proceden de bosques gestionados de forma responsable. En cuanto a los materiales desechables, se utilizan sobres de papel reciclables en la sección de frutería, y en línea de cajas el cliente puede adquirir bolsas de papel 100% reciclable o bolsas de algodón reutilizables.

Carrefour ha dado a conocer, igualmente, un manifiesto en el que sintetiza su posicionamiento con los productos que proceden de la agricultura y ganadería ecológicas: "creemos en un mundo bio"

El nuevo supermercado ofrece además un espacio para hacer una parada en las compras y tomar en el momento un café ecológico de granos 100% Arabica. 

Con motivo del lanzamiento del nuevo formato comercial, Carrefour ha dado a conocer, igualmente, un manifiesto en el que sintetiza su posicionamiento con los productos que proceden de la agricultura y ganadería ecológicas: "creemos en un mundo bio". Los principios del manifiesto se utilizan además como elemento integrador en la tienda, junto con los tradicionales cestos con los que se ha decorado el espacio.

Para atender el establecimiento, la compañía cuenta con personal cualificado, con formación en ingeniería agrónoma, nutrición, dietética y alimentación… etc. Algunos cuentan con experiencia previa en el sector de los productos ecológicos. Para completar la estética de la tienda, los colaboradores han estrenado uniformidad y utilizan prendas casual y urbanas.