Como parte del proceso de transformación que DIA está llevando a cabo, la compañía ha abierto una mesa de diálogo con los representantes legales de los trabajadores con el objetivo de fijar las bases para un programa de bajas voluntarias incentivadas y  proponer determinadas modificaciones de beneficios ligadas a un nuevo modelo organizativo. 

El programa de bajas va dirigido a alrededor de 400 posiciones y no afectará ni a personal de tienda ni a personal de almacenes.

Desde DIA se reitera su voluntad "de mantener una relación de estrecha colaboración con todos sus grupos de interés y, en particular en este caso, con los sindicatos, con el fin de que todos formen parte del éxito del nuevo proyecto". En este sentido, DIA sigue avanzando en su plan de transformación por el que en los próximos tres años reformará un tercio de su red de tiendas, reubicará mediante nuevas aperturas hasta 1.000 establecimientos, ofrecerá a sus clientes una nueva propuesta comercial e implementará un nuevo modelo de gestión de franquicias.

En la actualidad, DIA España emplea a 27.000 trabajadores en su red de tiendas, almacenes y oficinas.