ARAL Digital.- Grupo DIA ha puesto en marcha un sistema de almacenaje y reparto de bultos que mejorará toda la cadena de suministro de la compañía, especialmente las condiciones de recepción en la tienda, tal y como apuntan fuentes de la multinacional española. Con una inversión global de 7,5 millones de euros, DIA ha evolucionado su tradicional combi (carros metálicos en el que se almacenan los pedidos para enviar a tienda) hacia un modelo de más altura que permitirá apilar los bultos en dos estancos desmontables.

Las ventanas que proporcionará este nuevo sistema son la reducción de hasta un 10% de las emisiones de C02 gracias a una mejora y eficiencia en el transporte; las mejoras ergonómicas para los trabajadores que evitarán problemas relacionados con el lumbago y el sobreesfuerzo y el ahorro de hasta 3,7 millones en gastos relacionados con el transporte.

El hecho de que ahora los combis cuenten con una altura mayor que los anteriores permitirá aumentar la carga por carro, lo que ajustará la frecuencia de servicio y generará una reducción entorno al 10% en la emisión de gases contaminantes. Asimismo, la compañía impulsará el uso de camiones que dispongan de una carga de combustible mixta (85% gasoil y 15% biocombustible). Unos camiones que reducirán aún más las emisiones a la vez que permiten duplicar el número de carros que se venían transportando. Además, la posibilidad de descarga en dos piezas hace más fácil la reposición en tienda, evitando los problemas que puedan surgir para los trabajadores derivados del proceso de carga y reposición.

Finalmente, y fruto de la eficiencia en el proceso, DIA conseguirá un ahorro anual de 3,7 millones con la renovación de los 90.000 combis que se utilizan para la cadena de distribución del mercado español.

En un principio este nuevo sistema sólo se empleará en España, pero la compañía no descarta ampliarlo al resto de países en los que opera una vez lo consolide.