Tres hipermercados adheridos a la marca E.Leclerc, concretamente los de Vallecas, Carabanchel y Alcobendas, cesarán su actividad comercial durante las próximas semanas. "A pesar de los importantes esfuerzos realizados, los resultados obtenidos en los últimos ejercicios no hacían viable su continuidad", según ha explicado la compañía. Con respecto a la gasolinera E.Leclerc de Carabanchel (C.C. Islazul), continuará abierta y funcionando como hasta ahora, bajo la fórmula de estación de servicio low cost.

Los tres hipermercados estaban incluidos en el paquete de siete tiendas adquiridas por E. Leclerc en el año 2011 en la Comunidad de Madrid. Con respecto a los hipermercados de Vallecas y Alcobendas, los dos comparten características parecidas: se encuentran situados en el interior de galerías comerciales mal posicionadas respecto a otros espacios competidores. En cuanto al hipermercado de Carabanchel, los elevados gastos de comunidad a los que ha tenido que hacer frente durante estos años han sido un factor determinante a la hora de tomar esta decisión.

Los comités de empresa de los establecimientos ya han sido informados, según se indica desde la compañía. "En los próximos días, se iniciarán las negociaciones que tendrán como objetivo prioritario conseguir el acuerdo más beneficioso para los 250 trabajadores afectados, así como estudiar la posibilidad de reubicación de algunos de ellos en otros hipermercados2, explican fuentes empresariales.

Desde la dirección del grupo se asegura que "esta decisión no afecta en absoluto a la apuesta de E.Leclerc por España ni a sus planes de expansión. Prueba de ello es que durante el pasado año 2015 se han abierto los nuevos hipermercados de Lugo y Puertollano así como otros dos supermercados en Soria y León. Igualmente, se acaba de inaugurar una nueva gasolinera en Seseña, y ya están en trámites avanzados las aperturas de 8 más, todas ellas dentro de la fórmula de estaciones de servicio "low cost" y que ha contribuido a introducir una mayor competencia en el mercado de venta de carburantes. Otro reto inmediato es el impulso a su formato "drive" de compra on line y recogida por el cliente en puntos de entrega estratégicamente situados, que tan buenos resultados ha dado ya en Francia".