Los centros de El Corte Inglés incorporarán para la campaña de Navidad a unas 7.000 personas que cubrirán diferentes puestos relacionados con la venta y la atención al cliente. Con este refuerzo de profesionales se pretende facilitar las compras en las mejores condiciones posibles. Estos nuevos profesionales se integrarán en las tareas habituales de la actividad comercial dentro de las áreas de moda, complementos, electrónica, juguetería, ocio, deportes, alimentación, así como en servicios especiales para estas fechas tan señaladas como el empaquetado de regalos, el asesoramiento en juguetería, etc.

Durante la campaña de Navidad, El Corte Inglés "centrará sus esfuerzos en una oferta atractiva y novedosa, con productos innovadores y adaptados a todos los gustos, necesidades y posibilidades económicas. A ello hay que añadir, además, una amplia gama de servicios", según se indica desde la compañía.

El Grupo es consciente de que estas fechas son muy especiales para las familias y por ello ha lanzado también líneas de crédito para que cualquier cliente que posea la tarjeta de El Corte Inglés pueda acumular todas aquellas compras que vaya a realizar durante las fiestas navideñas y aplazar el pago en función de sus necesidades.