El grupo SSCW, filial del gigante Bright Food, formalizó ayer la adquisición de Miquel Alimentació. Para Bright Food la compra de Miquel Alimentació supone la primera operación en Europa en el sector de la distribución y una oportunidad para comercializar en el mercado asiático las más de 17.000 referencias y los 2.000 productos de marca propia que el grupo catalán distribuye en la actualidad. A su vez facilitará la introducción de sus productos en el mercado español y europeo. Pere Laymon, actual director general de Miquel Alimentació, continuará siendo el máximo ejecutivo de la compañía.

En la operación, que ha sido intermediada por el banco de inversión GBS Finanzas, han participado también dos inversores estratégicos: JIC Investment y Grupo DHT.

Ge Junjie, vicepresidente del grupo Bright Food y presidente de SSCW, ha explicado que su compañía persigue desarrollar una plataforma global integral de suministros y distribución: "La adquisición de Miquel Alimentació es un paso clave para la construcción de dicha plataforma. Al mismo tiempo, también es una oportunidad para que las empresas europeas puedan enviar sus productos al mercado chino a través del canal de MAG".

El presidente de Miquel Alimentació, Ramon Miquel, ha comentado: "Esta operación es la culminación de una trayectoria empresarial de éxito y supone un punto y seguido en la historia de la compañía, orientada a la expansión".

Bright Food es un conglomerado industrial público con sede en Shangai, formado por 18 empresas y cuatro compañías cotizadas en China, con una facturación de 18.000 millones de euros. El grupo está especializado en la industria de consumer food y abarca explotaciones agrícolas, fabricación de productos alimentarios, distribución y logística. Bright Food dispone de más de 100.000 puntos de venta. Durante los últimos años ha realizado diversas adquisiciones a nivel internacional, entre las que cabe destacar Weetabix en Reino Unido, Tnuva en Israel y las realizadas en Francia, Italia y Australia.