Eroski prevé abrir más de 300 nuevas tiendas en los próximos 3 años en todas las regiones de España. Esta previsión se enmarca dentro de su Plan Estratégico hasta 2016, en el que apuesta por la extensión de su red de supermercados propios y franquiciados, abriendo, además, 200 nuevos centros durante los últimos 3 años. Parte de ello, es la remodelación de las primeras 12 tiendas que ya han sido transformadas al nuevo modelo "contigo" y que han conseguido incrementar un 10% el tráfico de clientes y un 9% las ventas

Eroski está avanzando en la ejecución de su plan estratégico, aprobado a principios de este año y que tiene como elemento esencial la transformación de la cooperativa para fortalecer sus negocios clave y el afianzamiento en sus zonas estratégicas donde ostenta una posición dominante; y donde su marca es más reconocida y obtiene una mayor rentabilidad. Estos objetivos son afrontados con el nivel de endeudamiento más bajo de los últimos cinco años, tras reducir su deuda en 1.200 millones de euros durante el periodo 2008-13. Tras la reestructuración de su deuda con las entidades financieras en enero de este año, la compañía señala que "está cumpliendo con su calendario de amortización y ha reducido en 60 millones de euros su deuda durante el primer semestre de este año".

Eroski señala igualmente que la actividad de distribución se ha visto reforzada notablemente durante el primer semestre de 2013, cuando la cooperativa ha conseguido una mejora sustancial de sus resultados operativos (73,4% más que en el mismo periodo de 2012), y una reducción de las pérdidas de un 18,35%, debida en gran parte al fuerte ajuste de los gastos operativos. Esta mejora en su margen operativo confirma la fortaleza de su negocio de distribución.

Dentro del marco definido en el Plan Estratégico 2013-16, la cooperativa mantiene un acuerdo con sus entidades financieras para retomar la venta de activos inmobiliarios y posteriormente seguir explotando su actividad de distribución en régimen de alquiler. Una práctica en la que la cooperativa se ha apalancado siempre para financiar su crecimiento y que quedó paralizada en 2011 con el bloqueo del mercado inmobiliario español.