Eroski celebró el pasado 20 de junio en Barakaldo (Vizcaya) su Asamblea General para aprobar las cuentas anuales individuales de la cooperativa y las consolidadas del Grupo Eroski, así como el Informe de Gestión del ejercicio 2017. En el encuentro se dieron cita 500 socios delegados representantes de los socios trabajadores y socios consumidores.

Durante el pasado ejercicio, el Grupo Eroski logró un beneficio de 33,2 millones de euros, y la cooperativa matriz alcanzó un beneficio de 13 millones de euros, que serán destinados a reservas. El presidente de Eroski, Agustín Markaide, repasó los objetivos alcanzados durante el pasado ejercicio y destacó el regreso a los beneficios, fruto de la transformación abordada durante los últimos años en toda la cadena de valor, desde los procesos logísticos y la relación con proveedores, hasta la tienda y la relación con sus Socios Clientes a través de Eroski Club.

Markaide destacó que "el aprecio del consumidor al nuevo modelo comercial 'contigo' ha reforzado nuestro liderazgo en la zona norte" y explicó a los delegados los retos de transformación marcados para la zona sur, Baleares y Cataluña para los próximos ejercicios. Según Markaide, "ahora vamos a acelerar las remodelaciones para mejorar nuestra competitividad en otras áreas igualmente relevantes para Eroski".

Actualmente Eroski aborda la negociación para acordar su progresivo desapalancamiento financiero a un ritmo adecuado a la generación de recursos y las proyecciones de inversión a partir de julio de 2019.

En el marco de la Asamblea General Ordinaria de Eroski, la presidenta del Consejo Rector de la cooperativa matriz y socia consumidora, Leire Muguerza, destacó la importancia de la unión de las personas en un proyecto colectivo cooperativo para atravesar la crisis, señalando que "somos reconocidos por el alto nivel de compromiso, por la capacidad de esfuerzo y de trabajo por parte de todos los socios cooperativistas para sacar adelante nuestro proyecto empresarial, anteponiendo los intereses colectivos a los individuales y proyectándolo con fuerza hacia el futuro, esta es la fortaleza del modelo cooperativo".

Tras la remodelación de su red en País Vasco, Navarra, Aragón, Cantabria y La Rioja, Eroski se consolida como líder de la región con una ganancia de cuota de mercado de 0,4 puntos en el último año.

Asimismo, la compañía transformará durante los próximos meses los hipermercados Eroski en la región centro-sur al modelo comercial "contigo", mientras que en Baleares prevé concluir el año con 65 supermercados de nueva generación y abordar la remodelación de una veintena durante 2019.

Por su parte, Caprabo iniciará su proceso de transformación para "ganar competitividad y ofrecer al cliente una mejor relación calidad-precio en tiendas más especializadas en frescos y con una atención más personalizada", según indican desde la compañía.