Eroski ha culminado la extensión de la venta de mascarillas en toda su red comercial. Desde que comenzó la comercialización de este producto a finales de abril, ha vendido más de dos millones de mascarillas en sus tiendas, y a lo largo de las próximas semanas abastecerá a sus hipermercados y supermercados, tanto propios como franquiciados, con 22 millones de unidades más de este producto.

Se trata de mascarillas desechables de tres capas, con adaptador nasal y sujeción por elástico en la parte de las orejas que pueden adquirirse a un precio de 60 céntimos la unidad. Están disponibles en cajas de 50 unidades por 29,90 euros el pack o también se pueden adquirir en formato de bolsa con diez unidades, por seis euros. Además de las mascarillas, Eroski ofrece también variedad de formatos de geles hidroalcohólicos, otro de los productos de higiene más demandados.

“En Eroski nos mantenemos atentos a la evolución de la situación para adaptar nuestra actividad de la manera más idónea a las necesidades que puedan surgir, siempre teniendo en cuenta las recomendaciones y pautas de las autoridades. Queremos democratizar el acceso a las mascarillas de la población, ahora que comienzan a aliviarse las medidas de confinamiento y que su uso comienza a ser obligatorio en las situaciones que nos marcan las autoridades”, ha explicado el director de Salud y Sostenibilidad de Eroski, Alejandro Martínez Berriochoa.

Y es que, desde el comienzo del confinamiento, la compañía ha tratado de asegurar la salud de las personas trabajadoras como de su clientela y garantizar su papel como suministrador de bienes de primera necesidad. Para poder dar la mejor de las respuestas a la necesidad de alimentos y otros productos necesarios en las condiciones cambiantes, ha aumentado su capacidad logística y el aprovisionamiento en tiendas, al mismo tiempo que ha reforzado sus equipos.