De cara al avance en las fases de desescalada, Eroski está ofreciendo la toma de temperatura a sus clientes como medida de refuerzo de la seguridad ante la Covid-19. Para ello está extendiendo una prueba en varios de sus puntos de venta en el País Vasco.

Hay que destacar que la toma de temperatura a clientes es de carácter voluntario, garantiza el anonimato de las personas consumidoras a las que se les realiza la medición y es asistida por el personal de seguridad de las tiendas.

Es de carácter voluntario, garantiza el anonimato de las personas consumidoras a las que se les realiza la medición y es asistida por el personal de seguridad

“En Eroski estamos en constante revisión y adaptación de las numerosas medidas de prevención y protección que hemos puesto en marcha. Desde la experiencia que hemos desarrollado en la medición de la temperatura a las personas que formamos parte de Eroski, en las tiendas con termómetros digitales, y en nuestra sede con una cámara termográfica que tenemos a la entrada, queremos ofrecer a los clientes que así lo deseen la posibilidad de que se les tome la temperatura a la entrada de la tienda.”, ha explicado el director de Salud y Sostenibilidad de Eroski, Alejandro Martínez Berriochoa.

Esta posibilidad podría sumarse al resto de medidas de prevención y protección que Eroski ha ido incorporando en sus establecimientos desde que se decretara el estado de alarma. Cuestiones relativas a la limpieza, disponibilidad de producto, modificación de servicios, o información sobre la importancia de algunos hábitos a la hora de hacer la compra, son algunas de ellas.

Asimismo, se ha establecido la generalización del uso de guantes tanto por parte del personal como de los clientes. También se ha incorporado el uso de una solución hidroalcohólica para los equipos y en la medida de lo posible, se ha establecido como recomendable evitar la manipulación de producto en el embolsado, entre otras cuestiones.