Eroski ha sido reconocida como la empresa del sector de Gran Distribución con mejor atención al cliente. La cooperativa recogió en la Casa del Lector de Madrid el galardón organizado por la consultora Sotto Tempo Advertising, en el que los propios consumidores eligen a las organizaciones con mayor calidad en su atención al cliente por sectores de actividad.

El certamen, nació en Francia hace siete años y ésta es su tercera edición en España. La metodología empleada para elegir las compañías premiadas combina la técnica de "Mystery Shopper" y las encuestas de satisfacción. Dicha técnica, también llamada "compra simulada", consiste en que expertos representan, durante un periodo de entre seis y ocho semanas, el papel de cliente/usuario para poder evaluar distintos aspectos o situaciones que se producen en los momentos de contacto entre las empresas y sus clientes.

Las empresas participantes en esta 3ª edición del certamen en España han sido sometidas a una evaluación consistente en 180 tests de Mystery Shopper en canales a distancia como atención telefónica, emails o web, más una encuesta de satisfacción lanzada a 2.000 personas representativas de la población española.

De entre los 15 sectores participantes, Eroski ha experimentado la mayor mejora entre la valoración otorgada el año pasado y la de esta edición, con un 26% de progreso; una mejora muy por encima de la del sector y de cualquier otro participante en el certamen. En este logro, según explica la compañía, tiene mucho que ver el trabajo realizado sobre los campos de mejora identificados con el galardón recibido el pasado año, que ha permitido una optimización de los procesos de atención al cliente y una importante mejora de las respuestas ofrecidas a los clientes en cuanto a calidad y plazo.

Para la concesión del premio se han valorado aspectos referidos a los canales telefónico, web e internet de atención al cliente. En concreto, en el canal telefónico se ha tenido en cuenta que en Eroski el 97% de los clientes son atendidos en menos de 20 segundos y que en un 95% de los casos los consumidores se llevan una impresión general favorable del trato recibido.