El Grupo Eroski cerró sus cuentas, a 31 de enero de 2015, con un resultado positivo de su actividad ordinaria de 90 millones de euros, mejorando su ratio sobre ventas hasta el 1,7%, lo que para la compañía es "una muestra del éxito del nuevo modelo comercial 'contigo'" que han impulsado.

Por su parte, "la facturación alcanzó los 6.106 millones de euros en un ejercicio poco propicio para el crecimiento, lo que apenas representa un descenso del 2%", apuntan. Esta atenuación en la caída de ventas se debe al lanzamiento del programa Eroski Club en el segundo semestre, cuyo impacto positivo en las ventas fue de tres puntos porcentuales, y la fuerte expansión de la red de tiendas franquiciadas que aumentaron sus ventas un 6% en el año. El "fuerte dinamismo comercial de Eroski Club" ha elevado la transferencia de ahorro al consumidor hasta los 110 millones de euros, un 40% más respecto al pasado ejercicio.

"La generación de ebitda del negocio de distribución se mantuvo estable en términos comparables, una vez descontado el efecto de la desconsolidación de la actividad inmobiliaria y las desinversiones, superando los 234 millones de euros, muestra de la solidez de la actividad comercial de la compañía", explica Eroski en un comunicado.

En paralelo, el proceso de saneamiento de la red comercial avanzó en 2014, afectando directamente a aquellos establecimientos que no lograron alcanzar los criterios de rentabilidad de la compañía tras un plan de reactivación de ventas impulsado desde el inicio de la crisis. La aceleración de este proceso de saneamiento y el ajuste de las valoraciones de activos materiales, inmateriales e inmobiliarios han generado unas dotaciones por valor de 256 millones de euros, que llevan a un resultado negativo de 280 millones, "cerrando un ejercicio claramente de transición hacia un balance más saneado".

Resultados de Caprabo

Por su parte, la sociedad Eroski S.Coop. presentó una mejora del resultado de su actividad ordinaria del 10% hasta alcanzar los 85,5 millones de euros. Fruto de las fuertes dotaciones en las inversiones financieras en el Grupo, la cooperativa contabilizó un resultado negativo de 216 millones de euros. La cooperativa concluye 2014 con unos activos de 2.846 millones de euros.

En el caso de Caprabo, las cifras muestran que ha cerrado el ejercicio con una mejora de su resultado de actividad ordinaria del 38% hasta alcanzar los 24,1 millones de euros, con una facturación de 1.327 millones de euros. Por otro lado, Vegalsa ha concluido el ejercicio con unas ventas de 947 millones de euros, mejorando el resultado de su actividad ordinaria un 6% hasta los 20,3 millones de euros.