Desde que a mediados de marzo se decretara el estado de alarma hasta finales de abril, Eroski ha reforzado sus equipos con 2.705 personas a fin de garantizar la calidad del servicio y el adecuado cumplimiento de las medidas de prevención necesarias ante la emergencia sanitaria.

De esta forma, del total de las contrataciones, gran parte se han incorporado a la sección de logística que durante este periodo ha incrementado notablemente su actividad para asegurar el adecuado suministro a los puntos de venta; a las tiendas como refuerzo de los equipos; y al negocio online que ha aumentado su capacidad en hasta un 80% durante el último mes y medio.

Además, algo más de la mitad de los refuerzos, concretamente 1.413, son contratos de personas que no habían tenido vinculación laboral con Eroski anteriormente. Mientras tanto, las 1.292 incorporaciones restantes corresponden a personas que ya habían trabajado en la empresa de manera temporal en otras ocasiones.

Asimismo, alrededor de 800 personas que forman parte del personal de las sedes sociales de la compañía se ha trasladado a trabajar a las tiendas. La mayoría de estas personas se han incorporado como refuerzo en la reposición de productos. Así quienes cuyo puesto, en las circunstancias excepcionales de la crisis sanitaria, no se estuviera definido como actividad crítica han pasado a reforzar puntualmente la actividad de los supermercados e hipermercados a fin de asegurar el suministro y aprovisionamiento a los consumidores.