El compromiso de Eroski con las condiciones de trabajo éticas, los derechos laborales, la responsabilidad social corporativa y el diálogo social ha sido avalado por la renovación del certificado de la Norma Social Accountability 8000 (SA8000). Los requerimientos de esta norma tienen en cuenta la correcta implantación de medidas de salubridad y de seguridad en el trabajo, una justa libertad de asociación y de derecho de negociación colectiva y el cumplimiento de la legislación vigente de horarios laborales y salarios. La certificación SA8000 garantiza también la ausencia de trabajo infantil, de trabajos forzados, de cualquier tipo de discriminación o de la aplicación de castigos disciplinarios, tanto físicos como psicológicos.

La acreditación del cumplimiento de estas medidas por Eroski implica el desempeño de las mismas en todos los proveedores de la cooperativa, incluidos los que operan en terceros países. La norma incluye además, en el apartado de "Control de proveedores y subcontratas", medidas para impedir cualquier tipo de soborno, actividades corruptas y, en definitiva, cualquier caso de corrupción. "En 2003 nos convertimos en el primer grupo de distribución español que obtenía esta acreditación y, desde entonces, continuamos siendo la única empresa española del sector certificada", señala Alejandro Martínez Berriochoa, director de Responsabilidad Social Corporativa de Eroski.

Bureau Veritas ha sido la empresa encargada de llevar a cabo la auditoría de seguimiento. "De esta forma, Bureau Veritas ha podido contrastar que la aplicación real de los temas auditados es congruente con la teoría, y que no nos quedamos en el discurso sino que lo llevamos a la práctica", afirma Alejandro Martínez Berriochoa.