Eroski ha inaugurado hoy la transformación de unos de sus supermercados en Madrid, adaptándolo a su nuevo modelo comercial "contigo". Tras la remodelación, el establecimiento pasa a estar gestionado a través de la fórmula de franquicia, en una decidida apuesta de la compañía para su expansión en Madrid.

El modelo "contigo" se centra en un trato más personalizado al cliente, una fuerte apuesta por los productos locales y frescos de temporada, la promoción de la alimentación saludable y nuevas formas para ahorrar en la compra diaria.

El supermercado dispone de un surtido de más de 3.500 productos de marcas de fabricantes líderes, marcas propias y productores locales en sus más de 230 metros cuadrados de superficie. Asimismo, cuenta con una amplia oferta de alimentos frescos, especialmente frutas y verduras locales de temporada, y las referencias saludables ganan peso con un surtido más amplio, que incluye una sección de productos ecológicos.

El establecimiento cuenta con una plantilla de seis trabajadores. "El equipo de la tienda ha recibido 100 horas de formación, sobre todo para una mayor especialización en frescos y una atención al cliente más personalizada", señala el director de franquicias de Eroski, Enrique Martínez.

Eroski ha abierto en la Comunidad de Madrid en lo que va de año tres supermercados franquiciados, que se suman a los cuatro inaugurados en 2015. Además, la cadena está presente en Madrid a través de su supermercado online, una sólida apuesta de la compañía por avanzar en la multicanalidad y que contribuye a su expansión en la capital.