Eroski y sus clientes han logrado cumplir el reto ‘Un millón de comidas’ para alimentar a alrededor de 500 familias durante un año. Una iniciativa solidaria que lanzó hace unas semanas y que se enmarca dentro de la campaña solidaria puesta en marcha desde abril en toda su red de tiendas a favor de la Federación Española de Bancos de Alimentos.

Así, desde el inicio de la campaña solidaria, que culminó este fin de semana con la ‘Operación Kilo’, se han recaudado más de 750.000 kilos de alimentos y productos de higiene que serán destinados a los Bancos de Alimentos para que puedan atender las necesidades básicas de los colectivos más vulnerables.

Eroski ha sido reconocida con el “Premio Espiga de Oro”, el máximo galardón que otorga la Federación Española de Banco de Alimentos

Hay que destacar que, más de 1.300 establecimientos, que incluyen supermercados, hipermercados y franquicias ofrecieron a sus clientes la posibilidad de realizar una aportación económica en favor de los Bancos de Alimentos. Por su parte, Eroski sumó a la campaña una aportación de 30 toneladas de productos alimenticios que ya ha donado a los Bancos de Alimentos para cubrir las necesidades más urgentes.

“Una vez más queremos agradecer a nuestros clientes la generosidad y el apoyo mostrado a esta iniciativa solidaria. Han demostrado un alto grado de solidaridad durante esta crisis sanitaria que ha afectado a muchas personas en situación de vulnerabilidad. Con esta acción reforzamos nuestra colaboración continua con los Bancos de Alimentos que mantenemos desde hace más de veinte años”, ha explicado el director de Salud y Sostenibilidad de Eroski, Alejandro Martínez Berriochoa.

Por su parte, el director general de la Federación Española de Bancos de alimentos, Miguel Fernández, explica que quieren “agradecer de nuevo la colaboración de Eroski con Fesbal en una situación tan difícil como la que estamos viviendo. Esta nueva acción solidaria de Eroski y sus clientes nos permite disponer en nuestros almacenes de una notable entrada de productos alimenticios que posteriormente distribuimos, a través de las entidades benéficas con las que colaboramos, a los colectivos más desfavorecidos necesitados”.

Y es que, la colaboración de Eroski con los Bancos de Alimentos se remonta a 1996 a propuesta del Banco de Alimentos de Bizkaia y de los propios consumidores. Además, Eroski ha sido reconocida con el “Premio Espiga de Oro”, el máximo galardón que otorga la Federación Española de Banco de Alimentos a aquellas organizaciones que destacan por su colaboración en la redistribución solidaria de los excedentes alimentarios.