Eroski ha trasladado el modelo comercial “contigo” que guía su nueva generación de tiendas al supermercado situado en el número 4 de la calle Ermitagaña en Pamplona. El Grupo ha invertido en torno 311.615 euros en la transformación. Un total de 21 profesionales completan el equipo de trabajadores en el establecimiento.

Se trata de un modelo altamente competitivo que cuenta con muy buena valoración entre los consumidores y según el cual la cooperativa continúa remodelando toda su red comercial. Sus ejes se centran en un trato más personalizado al cliente, una fuerte apuesta por los productos locales y frescos de la temporada, la promoción de la alimentación saludable y nuevas formas para ahorrar en la compra diaria. Con esta transformación Eroski acerca una nueva propuesta comercial a esta ubicación en las que hasta ahora el Grupo operaba bajo la enseña Caprabo.

El supermercado, con una sala de ventas de más de 500 metros cuadrados, amplía su gama de productos para ofrecer una mayor libertad de elección al consumidor con un surtido de 5.000 productos de marcas fabricantes líderes, marcas propias y productores locales. Los clientes disponen de atención personalizada en mostrador en la sección de carnicería, charcutería y pescadería. Asimismo, cuentan con una amplia oferta de alimentos frescos, especialmente frutas y verduras locales de temporada, y de productos regionales típicos navarros. Ofrecen también productos de panadería y bollería recién horneados en horno propio.