La cadena de supermercados Hiperber cerró 2015 con unas ventas de 140,9 millones de euros, un 4,22% más que en 2014. El año pasado también aumentaron el número de clientes, cerca de un 2%, al pasar de 13,8 millones de consumidores en los supermercado de la empresa, a 14.065.860.

La empresa de origen ilicitano cuenta con 62 establecimientos en distintos puntos de la provincia de Alicante. El año pasado la empresa inauguró dos nuevas tiendas, una de ellas en junio, con 950 metros cuadrados y ubicada en Callosa d'En Sarrià; y la segunda en julio, en la localidad de Villena, con una superficie cercana a los 1.000 metros de sala de ventas.

Durante 2015 también crecieron el número de empleados, de 728 a 817. Un 12% más de trabajadores que, según explican desde Hiperber, no solo son fruto de las nuevas aperturas, sino también "a la decidida apuesta de la empresa por reforzar su línea de perecedero, dando especial protagonismo a las carnicerías, pescaderías y fruterías de sus establecimientos".

La cadena de supermercados ha registrado un crecimiento en ventas del 58% en los últimos siete años. Así lo reflejan los datos del balance realizado por la compañía, de los que se desprende que la venta bruta ha pasado de los 89 millones de euros de 2009 a los 140,9 millones de euros con los que cerró el ejercicio 2015.

"Es difícil crecer un 4,22% en este mercado, que está muy saturado de competencia", ha señalado José Bernabeu, consejero delegado de la cadena, que se ha mostrado satisfecho por los resultados.