La cadena de supermercados Hiperber ha aprobado una gratificación para todos los empleados de su plantilla (tiendas, logística, oficinas, ventas, mantenimiento y seguridad) como compensación por el esfuerzo y dedicación que realizan desde que se decretó el estado de alarma por el Covid-19.

La gratificación consistirá en un complemento salarial de 200 euros brutos, proporcional al tiempo de trabajo efectivo durante esta crisis sanitaria y que se abonará en el próximo mes de abril. Desde la empresa, han querido reconocer el inmenso trabajo que su plantilla ha desarrollado durante estos días, así como la responsabilidad y el compromiso de todos sus empleados y empleadas en estos momentos tan excepcionales y sin precedentes.

Tal como explica el consejero delegado de Hiperber, José Bernabeu, “en las últimas semanas todos hemos sufrido miedo, estrés, cansancio y, por responsabilidad, al igual que otros profesionales como los sanitarios o los cuerpos de seguridad, hemos seguido esforzándonos por dar el mejor servicio a nuestros clientes. Nuestros empleados lo están dando todo cuando más se les necesita”.

Esta medida se une a otras puestas en marcha por la empresa tras la entrada en vigor del estado de alarma el pasado 13 de marzo. Concretamente, medidas encaminadas a garantizar la salud y seguridad de sus empleados y clientes, entre ellas, la entrega de guantes y mascarillas a todo el personal, así como la instalación de mamparas en las cajas de todos sus centros. Asimismo, la empresa ha reforzado durante estas semanas los procesos de desinfección y limpieza diarios de sus instalaciones.