La cadena de supermercados Hiperber ha registrado un incremento en ventas en todas sus secciones de productos frescos durante el primer semestre del año. Así lo confirman las cifras de la empresa que sitúan el aumento de las ventas en un 14% en la sección de pescadería, en un 10,7% en carnicería y en un 7,6% en el apartado de frutas y verduras. La compañía atribuye este aumento a tres factores fundamentales: "la frescura, el precio y la calidad de los productos de estas secciones, que han hecho que los frescos se conviertan en un factor de fidelización, sobre todo por ser de compra diaria".

Siguiendo la tendencia detectada en los consumidores, la empresa ha realizado una apuesta importante para ampliar los horarios de estas secciones asistidas, invertir un mayor presupuesto en formación del personal y ampliar los espacios dedicados a la venta de frescos. Como resultado, se ha registrado un aumento en las ventas de este tipo de productos superior al de otras secciones.

Del mismo modo, desde hace algunos años, Hiperber ha optado por la reubicación de sus fruterías, carnicerías y pescaderías, dándoles un mayor protagonismo en las tiendas, situándolas en las zonas de accesos y ampliando el número de metros cuadrados de superficie en un 20% en los últimos ejercicios, así como incorporando este servicio a los centros que no disponían de él. En la actualidad, de las 61 tiendas de la cadena en funcionamiento, el 100% cuenta con frutería, el 99% con carnicería y charcutería, y el algo más del 50% ofrecen pescado fresco.

Para el consejero delegado de Hiperber, José Bernabeu, "detectamos el sentir del consumidor y lo reflejamos en nuestras políticas de actuación. Somos conscientes de que los clientes buscan cada vez más productos menos manufacturados y lo más naturales posible, de ahí que tratemos de ofrecerles estos servicios con la máxima calidad posible".