La cadena de supermercados Aldi ha consolidado su surtido de pan y bollería fresca y envasada con más de 75 productos bajo su marca propia El Horno de Aldi, su marca propia que se lanzó al mercado español el año pasado. Desde barras tradicionales hasta bollería fresca recién horneada y envasada.

Según datos recabados por la compañía, el 25% de los españoles y las españolas consideran que el precio es un factor decisivo a la hora de comprar esta categoría de productos y cerca del 40% valoran también la practicidad y la comodidad de la compra. La calidad del producto también es muy apreciada entre las familias españolas: el 52% asegura que compra el pan rústico o de payés por este motivo y un 41% también lo destaca en los cruasanes frescos.

En ese sentido, la compañía asegura que el sabor y la calidad de las harinas son un aspecto primordial para sus productos. “Elaboramos nuestros panes con selecciones de harinas de diferentes cereales y semillas; siempre buscando la mejor textura y experiencia organoléptica, y añadiendo el menor porcentaje de aditivos y conservantes”, explica Aitor Errazu, director de División de Category Management Alimentación.