Fuentes sindicales han informado de la intención de Grupo DIA de cerrar en este año 2016 un total de 40 supermercados de la enseña El Árbol. Los establecimientos, están situados en 14 provincias, y su cierre supondría la recolocación de la plantilla, tras el inicio de la negociación de la compañía con los sindicatos.

Según se indica desde UGT, la dirección de Grupo DIA ha reconocido que la enseña "El Arbol está ya muy desgastada" y que todas las tiendas pasarán paulatinamente a La Plaza con el objetivo de mejorar su imagen y optimizar las tiendas. A lo largo de este año está previsto que sea efectivo el cambio en aproximadamente 100 tiendas.

Además, otros 140 establecimientos podrían verse integrados en la red de tiendas Dia Market. Esto sucedería tras una operación de compraventa de activos que se realizará en el primer trimestre de este año 2016, por lo que todos los trabajadores de estos centros de trabajo se subrogarán respetándose todas sus condiciones actuales.

Esta acción se enmarca tras la compra de Grupo DIA a Grupo Eroski de 144 supermercados en 2015 y la posterior reorganización que está llevando y en la que la enseña de El Árbol sigue sin dar resultados positivos. Según los datos manejados por los sindicatos las cifras de ventas de 40 de las 382 tiendas de El Árbol sigue por debajo de los 55.000 euros al mes. En concreto, estas tiendas se encuentran en Almería, Asturias, A Coruña, Badajoz, Cáceres, Cantabria, León, Lugo, Murcia, Navarra, Orense, Palencia, Salamanca y Zaragoza. 

Según el sindicato UGT, la dirección de Grupo DIA ha expuesto que la cifra de ventas del 2015 con respecto el 2014 ha caído un -2,94% y a pesar de que el gasto de explotación también ha descendido en un -6,1% en el mismo periodo, se mantiene el desequilibrio entre ingresos y gastos. "La empresa reconoce que a pesar de las distintas acciones y planes comerciales puestos en marcha como la campaña de navidad, política de precios, surtido y fidelidad no ha sido posible lograr los objetivos", se señala desde UGT.

El sindicato asegura que la dirección ha insistido en que su objetivo es la rentabilidad de la empresa y el mantenimiento del empleo y que existe la posibilidad de lograr un acuerdo que contemple la recolocación de todo el personal en el Grupo.