Mercadona inauguró este lunes en Santa Pola (Alicante) un nuevo establecimiento bajo su modelo de tienda eficiente. Desde la compañía aseguran que estos supermercados cuentan con medidas que permiten reducir hasta un 40% el consumo energético respecto a la tienda convencional.

En este nuevo establecimiento, de 1.610 metros cuadrados y que ha supuesto una inversión de más de un millón de euros, según fuentes de la compañía, se han instalado aislamientos térmicos y acústicos y se han optimizado los materiales, así como el grosor de las paredes y de los techos. Asimismo, cuenta con un sistema de iluminación led automatizado que se regula según las zonas y los momentos del día, y los nuevos arcones de congelado son "más eficientes energéticamente y respetuosos con el medioambiente".

Por otro lado, la tienda está equipada con "una serie de dispositivos electrónicos y herramientas colaborativas" para los trabajadores "con los que poder compartir información desde cualquier sección de la tienda", "lo que facilita la autogestión de cada supermercado y agiliza los procesos de toda la cadena", apuntan desde Mercadona.

Estos nuevos dispositivos se encuentran, entre otras zonas, en la línea de cajas y las balanzas. Además, se ha sustituido el papel por tabletas para la realización de las tareas administrativas, lo que permite conocer la gestión de la tienda en tiempo real para tomar decisiones con "mayor agilidad", "especialmente" en la organización de los productos frescos, según la firma.

Novedades en todas las secciones

Respecto al diseño, se ha renovado tanto el interior como el exterior. Así, desde Mercadona resaltan que la nueva entrada cuenta "con doble acristalado que evita corrientes de aire", lineales específicos de leche fresca y zumos refrigerados, máquina de zumo de naranja recién exprimido, un nuevo punto de acabado para la carne, una góndola central en la perfumería para la cosmética especializada y una nueva exposición en la pescadería para los productos de concha, entre otras novedades. Asimismo, se han ampliado los pasillos de frutas y verduras, se ha remozado el diseño de la cesta de la compra y existen dos modelos de carros.

Por otro lado, fuentes de la compañía aseguran que en este nuevo supermercado se han implantado "múltiples medidas" para mejorar la ergonomía del puesto de trabajo y eliminar sobreesfuerzos de los trabajadores. Así, para el diseño del nuevo mueble de caja, Mercadona ha contado con la colaboración del Instituto de Biomecánica de Valencia.

La compañía tiene previsto invertir 180 millones de euros este año en reformar otras 125 tiendas, a los que se suman otros 5 millones en I D i para mejoras informáticas.