El informe Growth Reporter, elaborado por la consultora Nielsen, revela que el mercado de gran consumo anotó un crecimiento del 2,1% entre abril y junio de este año, lo que supone, no obstante, el peor dato desde junio del año pasado.

Y es que tras un gran inicio de año, con un incremento del 3,1% hasta marzo, los tres meses siguientes han registrado un freno en las ventas, principalmente por la ralentización en el alza de precios, que sólo subieron un 0,4%. En cambio, el volumen de compras (litros y kilos vendidos) por parte del consumidor sigue a buen ritmo y anotó en el segundo trimestre un 1,7% de incremento.

España, mejor que las otras cuatro grandes economías

A pesar de esta ralentización, el mercado de gran consumo español es el que mejor se comportó de las cinco grandes economías europeas en el segundo trimestre, según el informe Growth Reporter. Así, Italia creció un 1,2%, a pesar de estar en deflación, mientras que Francia y Alemania apenas crecieron en torno al 0,5-0,3%. La nota negativa la puso Reino Unido, con una caída del 1,6%. De hecho, el crecimiento en España es mejor que la media europea, que fue del 0,8% en este periodo.

Según el director de estudios para la distribución de Nielsen, Asís González de Castejón, "es cierto que el mercado de gran consumo se ha frenado con respecto a los primeros compases del año, pero hay que destacar que la cesta de la compra está más llena, un 1,7% de incremento en volumen en un mercado que pierde masa crítica de consumidores por la caída de población es un muy buen resultado".