El preconcurso de acreedores en el Grupo DIA se ha evitado al límite de tiempo, en la tarde de este 20 de mayo. El fondo Letterone, de Mijaíl Fridman, accionista mayoritario con casi un 70% del accionariado, alcanzaba un acuerdo con el Banco Santander sobre la deuda del grupo, despejando el camino para que la empresa pueda poner en marcha su plan de viabilidad.

El acuerdo financiero incluye aplazar la deuda hasta 2023 y nuevas líneas de liquidez por 380 millones.

Ha sido la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, la que comunicaba el acuerdo, a través de su cuenta de Twitter a pocas horas del fin del plazo. Botín fue breve, pero explícita, en su comunicación: "finalmente el Presidente de LetterOne se ha comprometido a trabajar para eliminar la discriminación entre bonistas y bancos de Dia, lo que creemos es un tratamiento justo. Santander, de manera responsable, ha decidido apoyar a Dia y sus empleados".