Lidl ha firmado con los representantes de las centrales sindicales Comisiones Obreras (CC.OO.) y de la Unión General de Trabajadores (U.G.T.) su primer Convenio Colectivo de empresa que tendrá una vigencia de 4 años, desde 2016 a 2020. "El convenio supone una apuesta clara de Lidl España por el empleo de calidad, con el compromiso adicional de mantener al menos un 75% de empleo indefinido en la plantilla durante los años de vigencia del mismo", se afirma desde la empresa.

Las condiciones salariales pactadas sitúan a Lidl España, según la propia compañía, a la cabeza del sector en materia de retribución, estableciendo un salario mínimo fijo garantizado para todos los empleados de 8,50 €/hora. Esto supone un salario anual mínimo de 15.257€ brutos al año para una jornada anual máxima de 1.795 horas, distribuidas en un máximo de 5 días trabajados a la semana. Este nuevo sueldo salarial de Lidl en España representa un incremento de hasta un 13% en relación al sueldo fijo mínimo anterior que estaba establecido en 7,50 €/hora.

Además, el nuevo convenio prevé para este 2016 una gratificación extraordinaria para 5.500 empleados de la compañía –que supone hasta un 2% según el nivel retributivo- y, a partir de 2017, incrementos salariales anuales vinculados a los resultados de la empresa, con un mínimo garantizado del 0,5% anual. De este modo, con la puesta en marcha del nuevo convenio colectivo, un 70% de la plantilla verá mejoradas sus condiciones salariares entre 2016 y 2017. Con las mejoras pactadas en el nuevo convenio y considerando también el resto de partidas retributivas previstas por otros conceptos para este 2016, Lidl incrementa la masa salarial en más de 14 millones de euros solo este año.

Marco laboral

Respecto a la flexibilidad laboral, el nuevo convenio establece una jornada de 40 horas por semana de promedio anual y la voluntariedad de trabajar domingos y festivos, siempre con total garantía del servicio a los clientes y de forma retribuida. "El nuevo marco laboral refuerza también el compromiso de Lidl España por una mayor conciliación de la vida familiar y labora", se explica desde Lidl. Así, entre otras medidas, se ha acordado una mejora en la planificación mensual de la jornada laboral, el aumento de los días de permiso retribuido y la ampliación del periodo de excedencias para cuidado de hijo.

"Estamos muy orgullosos del paso que hemos dado con la firma de este convenio", señala Michael Aranda, director general de Lidl España. "En un momento coyuntural complicado caracterizado desgraciadamente por cierta precariedad laboral, sueldos bajos y microcontratos, especialmente en este sector, donde abundan los contratos parciales, Lidl apuesta por una retribución competitiva, la estabilidad laboral, la contratación indefinida y la conciliación de la vida profesional con la privada". "Fijando el salario fijo mínimo de Lidl España en 8,50 €/hora seguimos avanzando en nuestra estrategia de posicionarnos como empleador de calidad y nos sitúa a la cabeza del sector en este ámbito", según subraya Aranda.

Por su parte Amalia Santallusia, directora de Recursos Humanos de Lidl España, señala que "la firma de este convenio genera el marco legal que nos proporcionará la estabilidad necesaria para concentrar nuestros esfuerzos en ser más competitivos, poder adaptarnos a los cambios y crecer con garantías de futuro para todos".