La cadena de supermercados Lidl ha concluido el mes de noviembre con la apertura de siete establecimientos. Éstos se encuentran en Andalucía (El Puerto de Santa María, Málaga y Jaén), Asturias (Gijón), País Vasco (Bilbao), Galicia (Vigo) y Cataluña (Terrassa) y le ha supuesto a la compañía, la inversión de 28 millones de euros.

Lidl da un paso adelante no solo en su plan de expansión nacional sino también en el laboral. En este sentido, la empresa ha logrado generar un total de 73 nuevos puestos de trabajo para una plantilla de 165 personas únicamente con la puesta en marcha de estas siete nuevas tiendas.

Éstas ofrecen al cliente una amplia variedad de productos frescos (fruta y verdura, carne y pescado, pan y bollería recién horneados...) así como de nevera, secos envasados, cosmética, higiene personal y limpieza, incluyendo también referencias regionales.